4 nov. 2012

Warlord Legacy cap 10


Cap 10: Cynstark, Ciudad de las oportunidades
Korin se despertó muy temprano para desayunar y reunirse con Yolvar para decidir que ruta coger. Al parecer Yolvar aun seguía durmiendo y era el momento de desayunar algo apetitoso para el. Korin decidió pedirse un salmón para desayunar por muy raro que pareciese aunque, cuando Yolvar se despertó, Korin ya casi había acabado con el salmón:
·         Korin…- Dijo Yolvar medio dormido
-(hmm) Si?.-
·         ¿Te estás comiendo un salmón entero y crudo?.-
·         Ehmm… Shi.- Dijo Korin con la boca llena
·         En fin… Oye Korin probaste algo más ligero como, Chocolate?.-
·         ¿eso se Come?.-
-Si, en el otro continente solo lo fumaban, pero se puede tomar (cogiendo una taza) anda coge.- Dijo Yolvar dándole la taza.
En el momento en el Korin probó el chocolate, sus pupilas se dilataron y disfruto del sabor de este líquido marrón. Yolvar desayuno algo más ligero para su gusto, un croissant y un café. Tras desayunar, Korin y Yolvar se despidieron de Alex y partieron hacia Cynstark, donde, supuestamente, estaba la próxima Arma mitica: Covanndre. Korin y Yolvar aprovecharon que no había ventisca para viajar más rápido a Cynstark, durando este viaje 1 hora más.
Cuando llegaron a Cynstark, Korin lo vio distinto a como lo recordaba el.
-Vaya, esto ha cambiado mucho desde la vez que lo visité.- Dijo Korin
-¿Ya habías estado aquí antes?.-
-Pues claro, yo fui comerciante por mucho tiempo, pero, esto ha cambiado mucho desde que vine por última vez hace 5 años.-
-El pueblo ha cambiado mucho desde que Acadia II se hizo con el poder de las zonas cercanas, en fin, lo primero que debemos hacer es arreglar nuestros ropajes o comprar unos nuevos, pareces un pordiosero con ese trapo en la cabeza.-
-Nooo!!, no me quitare la capucha, me protege de la lluvia.-
Entraron en una tienda cercana de ropa y Yolvar volvió a escuchar lo mismo sobre su túnica pero esta vez podían hacer el arreglo. Mientras tanto, Korin seguía mirando ropa pero o no le gustaba, o no se adaptaba a sus necesidades. Cuando Yolvar recibió su túnica arreglada, Korin había desaparecido:
-Korin, ¿Dónde estás?.-
-Aquí, ahora salgo.-
Al salir de probador, vio a un nuevo Korin, llevaba una túnica gruesa de un color negro brillante con una capucha que tenía un peso en la punta para que no
Se cayera mientras corres y bajo esa capucha se encontraba la máscara que vio desde la primera vez con ligeras manchas de barro y con sus dos franjas verticales rojas ligeramente desgastadas. En las mangas largas asomaban los guantes de placas negros como el azabache  y en el pecho se podían apreciar detalles plateados:
-Sin duda comprare esta, me gusta mucho.-
-Está bien, ya la pago yo con el dinero de las apuestas tu de paso, ve recolectando información sobre el arma mítica.-
-Oki doki-
Korin salió de la tienda y vio una taberna cercana en la que podría encontrar gente que supiera sobre objetos robados o importantes. Al entrar allí, pudo observar un gran número de mesas con sus respectivas sillas, casi todas ocupadas, una barra al fondo y a mano derecha un pequeño escenario en el que había un bardo de complexión ancha con su guitarra acústica sentado en una silla en medio del escenario, tenía el pelo rubio oscuro bastante largo, con barba completa de varios días y unas gafas rectangulares de un color pistacho metálico.
-Vaya cuanta gente, parece que esta taberna tiene muchos clientes, voy acercarme a aquel tipo
Con la gabardina marrón.-
Korin decidió aprovechar su habilidad como comerciante ambulante en el habla para intentar sacar información, se sentó a su lado.
-Oye, me acaba de avisar la organización.-
-¿Si?, un momento, ¿Qué Organización?.-
-(Mierda) ya sabes, nuestra  “organización”.-
-¿Ah si?,¿Y como se llama?.-
-(mierda,mierda) Ehmmm… los… Gabardinas….Marrones?.-
-Ja! Buen intento, nadie puede entrar de gorra en
los chaquetas marrones.-
(idea!) Oh…¿pero una gabardina no es lo mismo que una chaqueta?.-
Tras mucho explicarle la diferencia entre una gabardina y una chaqueta, finalmente, el ladrón aceptó la idea de que Korin fuera un miembro de su banda.
-Acompáñame este no es un sitio muy seguro.-
 Al salir de la taberna el ladron le apunto con una pistola:
-Queda detenido por intento de robo!.-
-Queeeee!!??.-
-Llevo buscándoos la pista mucho tiempo pero por fin podré…-
En ese momento una maceta le cayó en la cabeza al captor de Korin y una mujer disfrazada de gata saltó desde el tejado:
-¿Te encuentras bien?.- dijo con una sonrisa
-Ehmm… si ¿Quién eres?.-
-Soy Carina, de la misma organización que tu.-
-Espera, ¿Cuál?.-
-Pues… los garras escarlata tonto, aunque, ¿Cómo no lo ibas a saber si tienes ya el rango de leopardo?.-
-¿Eh? (mira para atrás)Yikes!!(mi cola!!) ehm…probablemente me haya producido algo de amnesia el golpe que me dio ese guardia…-
-Oh… no me había dado cuenta! Bueno, vamos rápido a la base, ¡no quiero que nos descubran!.-
-(sonido de tajo).-
-¿PORQUE LE HAS CORTADO LA CABEZA?.-
-Podria hablar, como ya te dije hace mucho que no participo en las actividades del grupo.-
Tras salir de allí corriendo, Korin consiguió convencer a la ladrona de que era un miembro de las garras escarlata. Tras mucho saltar por los tejados, la ladrona se detuvo en un suburbio y bajo de los tejados. Allí se encontraba una especie de casa de estilo gótico con una puerta megalítica de piedra basáltica con una muesca. Acto seguido, la ladrona sacó una llave del tamaño de su brazo y la giró dentro de la muesca en la piedra y la puerta se abrió ante ellos. Al parecer esa puerta conducía a unas escaleras talladas en piedra hacia el subsuelo, Korin, confuso, siguió a la ladrona hasta una especie de sala poco iluminada con velas. En ella había un gran número de gente con la cara tapada y con túnicas con capucha dejando paso a un pasillo con una gran alfombra tipo persa, al final del pasillo de gente, había un grupo de gente sentada en una mesa con forma de semicírculo:
-Queridos jefes supremos, hoy os traigo una rara y, al mismo tiempo, útil “compañía”.-
-¿De que se trata Carina? No trates de engañar a tus superiores o simplemente serás desterrada.-
-No miento, al parecer fue un antiguo miembro de la orden desterrado, es del rango Leopardo y porta una espada de dos manos.-
-…, continua.- Dijo una de las entidades supremas
-Y su ultimo rasgo es que siempre lleva la cara cubierta con una máscara blanca.-
- ¡Máscara blanca! no me digas que es… ¿Azgalor?.-
-Supongo que es el.- Dijo Carina
-Di algo muchacho.- Dijo otro de los supremos
-(Seguirles el rollo) He…Vuelto. Después de que me desterrarais.- Dijo Korin
-Tus métodos se alejaban de las ordenes y del credo… pero teniéndote aquí… quizás nos seas de ayuda.- Dijo el mismo Supremo
-Retiraos,  por el momento de Azgalor descanse, ya veremos lo que hacer con el.-
Korin fue conducido hasta una habitación en la que será recluido para un futuro interrogatorio. ¿Podrá Yolvar enterarse de lo sucedido?.

No hay comentarios:

Publicar un comentario